Sentirse bien es una cuestión de cuerpo y mente. Es por eso que hacemos nuestro mejor esfuerzo para ofrecer a nuestros huéspedes buena comida y un espacio para la tranquilidad.

Nos gusta trabajar con productos locales, tanto como sea posible, para que tu comida no tenga que viajar desde lejos y para apoyar las pequeñas iniciativas locales.

Servimos café y chocolate de comercio justo. El agua caliente de la ducha proviene de paneles solares en el tejado